Lucía Díaz Barrales

/ Currículum

Lucía Díaz Barrales (Granada, 1984) Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Granada y graduada superior en cerámica artística en la Escuela de Arte de Granada. Lucía ha sido seleccionada para participar en numerosas ferias y mercados de artesanía y diseño como ceramista en distintos lugares de España (Madrid, Salamanca, Sevilla, Granada…), sin dejar de lado su carrera artística. Ha sido becaria de programas como Al Raso (Granada, 2013) o la Residencia de la Fundación Valparaíso (Almería, 2018). Su trabajo ha sido expuesto individualmente en el Palacio de los Condes de Gabia (2018).

lucia

// Texto de presentación del proyecto para FACBA 19

La cerámica dejó de ser cerámica. No se sabe desde cuándo, sólo que se deshizo como arena.
Empieza el ciclo desde cero, se vislumbra un fin de transparencia y brillo.
Quienes comenzaron la aprovecharon. La anécdota en la mesa, en el juego, el ritual. Un instante para entender la historia y una huella sobre la que pisamos.
Sobre el tiempo lento transcurre el cambio. Con paciencia será un principio con fin prometido.

La alfarería tradicional granadina de la época medieval y postmedieval es la fuente de inspiración de “Olla no se queda”, el proyecto de la ceramista y artista Lucía Díaz. Ha querido colaborar con el departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada para aproximarse mejor a las tipologías y los usos de la cerámica utilitaria de estos períodos históricos, además de visitar sus almacenes y archivos, pudiendo investigar de cerca los abundantes restos que conserva la UGR. Las piezas cerámicas de la colección de la Universidad de Granada son, hoy día, restos arqueológicos que responden a una función patrimonial, de investigación o exposición, muy lejana de la utilidad que se les dio cuando fueron creadas.
Díaz propone una reflexión sobre la vida histórica de estas piezas llevando a cabo réplicas de las mismas (vasijas contenedoras, de cocina, piezas de iluminación, amuletos, etcétera), y propiciando en ellas algunos procesos de alteración y deterioro como, por ejemplo, la adición de humedad y sales solubles que generan florescencias cristalinas y que transforman por completo tanto su estética como su funcionalidad. Con esta estrategia, Díaz Barrales construye un diálogo entre los distintos momentos históricos de las cerámicas, alterando su función, aspecto y etapa vital.